7 elementos imprescindibles para una página web efectiva

como crear una pagina web efectiva

¿Qué vas a encontrar aquí?

Tener una página web efectiva es necesario para cualquier negocio.

Hoy en día, la digitalización es un hecho y todos los negocios, con independencia de su tamaño, de su naturaleza o del sector al que se dirijan, necesitan mantener una presencia online

Pero no se trata de tener una web bonita y nada más. Si quieres que tu negocio crezca, necesitas una página web efectiva.

Puede que en una primera etapa de tu negocio sea suficiente con abrir una cuenta en redes sociales, empezar a crear contenido y atender desde allí a las personas que están interesadas en tus productos y servicios.

Sin embargo, en cuanto tu negocio empieza a crecer, necesitas algo más.

Un lugar donde mostrar tus productos y servicios lejos del ruido de las redes sociales, sin tener que competir con montones de profesionales que ofrecen servicios similares a los tuyos y sin tener que dedicar gran parte de tu tiempo de trabajo a la atención de tus seguidores.

En este contexto, una página web efectiva puede ser el recurso perfecto para conseguir mejorar tu negocio y poder dedicar tu tiempo y esfuerzo a otras tareas, como la creación de tus productos y servicios.

Pero con tener una página web bonita no es suficiente

Si lo que quieres es una herramienta que te ayude a conseguir más visibilidad, crear confianza y, en definitiva, atraer más visitas que terminen convirtiéndose en clientes potenciales, necesitas diseñar una página web efectiva que vaya un pasito más allá y apoye tu plan de negocio.

¿Cómo conseguir que tu web triunfe?

El éxito de una página web no es producto de un solo factor aislado.

No se trata solo de tener una web rápida, o una estrategia SEO perfecta, sino los resultados dependen de una serie de elementos que funcionan en conjunto, relacionándose entre sí. 

Por un lado, debes tener muy claro cuál es la calidad de tus productos y servicios. Cuanto más segura te encuentras de qué es lo que vendes y cómo esos productos y servicios ayudan a tus clientes, será mucho más sencillo poder crear una página web efectiva.

También debes asegurarte de que tu página web responde a criterios técnicos estándar, cuyo objetivo es que la experiencia de navegación de las personas que la visitan sea agradable para ellos.

Es el caso de la velocidad de carga, Google estima que la velocidad óptima en la que debe mostrarse todo el contenido de una página web es de 1,5 a 2 segundos

Por eso es importante que planifiquemos el diseño de tu web de forma que consigamos que sea ligera: por ejemplo, utilizando imágenes optimizadas para que sean atractivas sin añadir peso extra o instalando solo los plugins que sean precisos para su funcionamiento.

Planificar una estrategia previa a la fase de diseño de tu página web te ayudará a elegir todos los aspectos relacionados con tu página web de forma que cada uno de ellos te aproxime un pasito más a todo aquello que quieres conseguir con tu presencia online y conseguir, por lo tanto, disponer de una página web efectiva.

Así que toma nota de los elementos que no pueden faltar a la hora de crear la estrategia de diseño de tu página web: 

Elige un objetivo claro

¿Conoces el sistema de fijación de objetivos SMART?

Se trata de un modelo, descrito por primera vez en 1981 por George T. Doran, que sirve para fijar metas que no se queden en el papel y acaben olvidadas, sino que puedan llevarse a cabo y acercarnos a un fin concreto.

El sistema propone que cada objetivo que te marques tiene que responder a cuatro premisas, cuyas siglas definen el modelo.

Así, los objetivos deben ser: 

  • S  – Specific: Específicos.
  • M – Measurable: Medibles de forma sencilla y clara.
  • A – Attainable: Alcanzables, realistas, ajustados a tu situación y circunstancias.
  • R – Results-Oriented: Retadores, que te estimulen y provoquen para trabajar en conseguirlos.
  • T – Time-Bound: Limitados en el tiempo, o lo que es lo mismo, que puedas establecer una fecha tope para llegar a ellos.

Cuando nos lanzamos a crear nuestra página web se nos ocurren, de repente, un gran número de objetivos. 

Nos venimos arriba y empezamos a añadir elementos para tratar de alcanzarlos todos, sin darnos cuenta de que, en realidad, estamos añadiendo ruido y confusión a nuestro diseño. Todo lo contrario de una página web efectiva.

Por eso yo te recomiendo simplificar

Elige un único objetivo principal. Por ejemplo, si eres una profesional freelance, tu objetivo podría ser que tus clientes potenciales se suscriban a tu newsletter. En cambio, si tienes una tienda de complementos, podría ser que los visitantes compren alguno de tus productos.

El objetivo que marques se convertirá en el centro de tu estrategia y te ayudará a enfocarte, de modo que todo lo que muestres en tu página web tenga coherencia.

descubre tu cliente ideal para una pagina web efectiva

Mantén siempre la vista puesta en tu cliente ideal

Es cierto que la definición de tu cliente ideal es algo que va mucho más allá del diseño. Sin embargo, es uno de los elementos que menos solemos tener en cuenta a la hora de crear una página web efectiva.

Lo hemos escuchado tantas veces, hemos creado tantos bocetos de nuestro cliente ideal, que, en muchas ocasiones, damos por supuesto que las acciones que estamos llevando a cabo en el desarrollo de nuestra página web ya están orientadas hacia esa persona cuando, en realidad, las estamos orientando a nuestros gustos y preferencias.

Si quieres conseguir una página web efectiva, tienes que tener muy claro qué quiere conseguir tu cliente ideal cuando llega hasta ella.

Tienes que saber qué recursos visuales le atraen, qué lenguaje utiliza, qué busca en tu producto o servicio, con qué tipo de profesionales suele trabajar y por qué.

De esta forma podrás crear una página web que responda tanto a sus necesidades, como a sus deseos y a la forma de navegar e interactuar que suele adoptar cuando compra o busca soluciones a sus problemas en Internet.

La definición y descripción del cliente ideal es, quizá, una de las tareas más difíciles a las que se enfrentan los negocios.

Para ayudarte a poner el foco en tu cliente ideal, antes de diseñar tu web,  elaboramos un cuestionario y un briefing que nos ayudará a definirlo, conocerlo como la palma de nuestra mano y adaptar todo el diseño a sus necesidades y deseos.

De esta forma, las personas que llegan hasta tu web en busca de soluciones a sus problemas se sentirán más cercanas a tu propuesta y aumentará su confianza en ti y en tus servicios.

Utiliza palabras clave

¿Has pensado qué suele buscar tu cliente ideal cuando se trata de encontrar soluciones a los problemas que tú le puedes resolver?

Cuando hacemos búsquedas en Internet lo hacemos con palabras concretas. Y son esas palabras las que tenemos que reflejar tanto en los textos de nuestra página web, como en la configuración de los plugin SEO.

Utilizar palabras clave que se adaptan a la forma de hablar de nuestro cliente ideal y que otras personas ya están utilizando para buscar en internet la información que nosotros ofrecemos es una de las mejores prácticas que existen para conseguir crear una página web efectiva y ser más visibles: 

Los buscadores entienden mejor el contenido de nuestra página web y, sobre todo, pueden categorizarla con mucha más precisión.

De esta forma, lo incluyen en sus índices y cuando nuestros clientes potenciales hacen sus búsquedas, los algoritmos son capaces de unir esa intención de búsqueda con nuestra página web y mostrarla en los resultados.

Además, cuanto mejor nos entienden los buscadores, más calidad le atribuyen a nuestro contenido y mejor categorizado está, es más fácil que aparezcamos en los primeros puestos de los resultados de búsqueda. 

Para conseguir aparecer en las primeras posiciones es necesario trabajar con profesionales del SEO que tracen una estrategia adaptada a tu negocio y tus necesidades, sin embargo, tú puedes preparar el terreno y conseguir que tu página web tenga mucho más éxito si la preparas previamente y tienes en cuenta las palabras claves de cada uno de tus contenidos.

¿Sabes ya qué tipo de página web necesitas?

No es lo mismo crear una página web para vender productos de bajo coste, para informar a tus clientes potenciales sobre tus servicios, para impartir cursos…

Existen varios tipos de páginas web, que se pueden clasificar según varios criterios, por ejemplo, su finalidad.

En muchas ocasiones se combinan varios tipos de páginas web para crear una página web efectiva para un tipo de negocio concreto. Pero si de verdad quieres crear una página web efectiva, no puedes elegir su tipo al azar. 

Apostar por una página web corporativa, por ejemplo, cuando queremos que nuestros clientes compren directamente nuestros productos, no dará como resultado una página web efectiva, ya que estaremos obviando las necesidades y los deseos de los que podrían ser nuestros clientes potenciales.

Página web corporativa: 

Se trata de un sitio web formado por varias páginas que, de forma tradicional suelen ser una página de inicio, un “sobre mí”, una página con la información de los servicios que ofrece la empresa y una página de contacto. 

Es una opción ideal para conseguir una página web efectiva si eres freelance, te dedicas a vender servicios o tienes una empresa y quieres tener presencia online, pero sin ofrecer la posibilidad de compra directa.

Su propósito es informar a los clientes potenciales sobre los servicios principales que ofrece la empresa, dónde se ubica y ofrecer una forma de contacto.

En el caso de emprendedores es muy habitual añadir a este sitio web un blog en el que, a través de artículos, se ofrecen soluciones a los problemas y dudas más comunes de los potenciales clientes.

También es muy frecuente que se incluya un formulario con el fin de que los visitantes dejen su correo electrónico y que, de esta forma, la empresa pueda tenerlos al tanto de novedades, ofertas y contenidos exclusivos a través de una newsletter.

Blog

Se trata de un tipo de página web formada por artículos que se escriben con el fin de ofrecer opiniones, respuestas a dudas, soluciones a problemas, información…

El blog se puede utilizar como un sitio web independiente, y de hecho es el origen WordPress, pero cada vez es más común encontrarlo integrado en sitios web de todo tipo, tanto en páginas corporativas, como en portfolios o tiendas online.

De esta forma, se consigue más visibilidad, autoridad y confianza y, por lo tanto, una página web efectiva.

Portfolio

Este tipo de sitio o página web es ideal para mostrar tus trabajos a tus posibles clientes.

Es muy habitual utilizarlo en negocios de fotografía, moda, artistas, diseñadores…

En cuanto a su diseño, el mayor protagonismo en este tipo de páginas web es para las imágenes o vídeos, por lo que es conveniente que el resto de elementos sean sencillos y discretos y se mantengan en un segundo plano para no desviar la atención del propósito principal de la web.

Página de destino y página de ventas

Aunque aquí estamos hablando de dos tipos de páginas con diferente propósito, lo cierto es que podemos agruparlas. De hecho, en muchas ocasiones las oirás nombrar como “landing pages”.

En ambos casos pretendemos que el cliente potencial realice una acción de conversión. Es decir, que realice una transacción.

En la página de destino o de aterrizaje la conversión se produce cuando el cliente potencial se suscribe a nuestra newsletter y nos deja su email, normalmente a cambio de un “regalo” o lead magnet.

Por su parte, en la página de ventas pretendemos que el cliente potencial obtenga toda la información necesaria para comprar un producto, servicio o infoproducto y que termine ejecutando esa compra.

Hay algo muy característico en las páginas de destino y las páginas de ventas, y es que no deben tener salida a ningún otro punto de la web, o a un sitio externo (como tus redes sociales)

Lo que queremos conseguir con una landing page es provocar una especie de efecto túnel, es decir, mantener la atención de nuestro lector en todo momento en el producto, servicio o lead magnet que le estamos ofreciendo.

Por eso las páginas de ventas y las páginas de destino no suelen incluir ningún menú de navegación ni enlaces que redirijan a otras páginas del sitio web, de forma que logremos, maximizar las posibilidades de que se produzca la compra o la suscripción.

Tienda online

En la tienda online nuestro objetivo principal es vender productos físicos o servicios de forma directa.

Se trata de un catálogo en el que incluimos información e imágenes sobre cada uno de los productos, además de un carrito, de manera que el cliente pueda seleccionar qué producto quiere comprar y pagarlo en el mismo momento.

En los últimos años es habitual aprovechar para incluir un formulario de suscripción y captar los emails de los posibles clientes. Así podremos crear un embudo de ventas que llevará a las personas que visitan nuestra tienda a convertirse en clientes reales y, después será más fácil seguir en contacto con ellos para fidelizarlos.

Escuela online

Consiste en un sitio web cuyo propósito es añadir cursos online que los alumnos pueden ir siguiendo de forma autónoma.

Requiere de componentes específicos para este tipo de página web, que nos ayudan a estructurar la información en cursos y, además, nos permiten interactuar con los alumnos, recibir y responder dudas, plantear pruebas y exámenes, añadir recursos multimedia, documentos que amplían la información y programar la publicación de las lecciones y cursos.

Además, se puede integrar con una tienda online. De esta forma puedes darles a tus alumnos la posibilidad de inscribirse a cualquier curso de forma automatizada.

¿Tienes dudas sobre cuál es el tipo de página web que mejor se adapta a tu negocio? Puedes descubrirlo en menos de dos minutos haciendo este test.

desarrollo pagina web efectiva

Los textos: el núcleo de tu página web

Puedes tener una web diseñada con las últimas tendencias, que sea la más veloz construida hasta la fecha, haber invertido muchísimas horas en tu búsqueda de palabras clave, pero sin los textos, será mucho más difícil que consigas tener una página web efectiva.

Los textos suponen el 50% (o incluso más) de una página web efectiva.

El público, los clientes potenciales, llegan hasta tu página web a través de las búsquedas, se quedan a ver qué puedes ofrecerles gracias la velocidad, al diseño, la experiencia que se llevan como usuarios… pero solo deciden si quieren seguir en contacto contigo si lo que leen les engancha.

Incluso hay copywriters que afirman que puedes tener una página web efectiva con un diseño horrible y vender muchísimo gracias a los textos.

No dudo de la certeza de esta afirmación, pero mi opinión es que el diseño, la estética y los textos son patas que no deberían fallar en la estructura de tu página web y que, combinadas, son capaces de conseguir casi cualquier cosa.

A través de los textos vas a transmitir a tus clientes potenciales tu propuesta de valor, con qué problemas puedes ayudarles, qué van a conseguir trabajando contigo y qué es lo que tienes tú que te diferencia del resto de profesionales de tu área.

Vas a darles los motivos para elegirte a ti en lugar de elegir a cualquier otro negocio para conseguir eso que tanto desean.

Razón más que suficiente para ponerte en manos de un profesional que te ayude a mostrar lo mejor de tu negocio y a conseguir una página web efectiva.

Sigue en contacto con tus clientes potenciales gracias a un formulario de suscripción

Una página web efectiva no es solo un escaparate donde decir a qué te dedicas y ya está. 

Crear una página web y no darles a tus lectores la posibilidad de saber más de ti y seguir en contacto contigo de forma habitual significa perderlos.

Bien porque se vayan de la página tal y como han entrado, o bien porque contacten contigo para preguntarte una duda y luego no vuelvan a acordarse de que existes.

Cuando una persona tiene un problema que necesita resolver, el proceso que sigue para conseguirlo es, en la mayoría de las ocasiones, el siguiente: 

  1. Acude a Internet, a un buscador como Google o a Pinterest.
  2. Introduce una pregunta en el buscador.
  3. Empieza a navegar en las páginas web que le devuelven los resultados.
  4. Hace una criba de profesionales que le pueden ayudar a resolver su problema.
  5. Si alguno le interesa, se suscribe para profundizar en el tema.
  6. Cierra el navegador.
  7. Lo más probable es que olvide el 95% de los profesionales cuyas páginas web ha visitado.

Para que no formes parte de ese 95% que caen en el olvido, necesitas seguir formando parte de su vida de alguna manera. Y una de las mejores es a través del email.

Si el visitante te da su correo electrónico, podrás enviarle emails periódicos en los que contarle más sobre el tema que le preocupa, ofrecerle contenido exclusivo relacionado con el problema que resuelves e, incluso, mantenerlo al tanto de las novedades en tus productos y servicios, ofertas puntuales, lanzamientos…

Tener un formulario a través del que capturar la dirección de email de los visitantes de tu página web es una de las mejores formas de posicionarte en su mente y mantenerte cerca para que, cuando decida poner manos a la obra y solucionar su problema o hacer realidad su deseo, tengas más posibilidades de que lo haga contigo.

Consigue más visibilidad gracias a tu blog

Mientras que los textos de tu página web deben ser concisos e ir muy al grano, un blog es el lugar donde puedes hablar largo y tendido sobre tu trabajo y tu negocio.

Incluir un blog en tu página web te da la oportunidad de crear contenidos en los que profundices, con el nivel de detalle que quieras, en los problemas de tu cliente, las dudas que pueden pasar por la cabeza de las personas que visitan tu página web, mostrarles trucos y procedimientos para conseguir sus deseos…

El blog te ayuda a mejorar la visibilidad de tu página web, ya que en cada uno de los artículos puedes utilizar palabras clave relacionadas con tu actividad, que le servirán a Google para clasificar mejor tu contenido y poder dar una respuesta más precisa a las personas que acuden al buscador buscando soluciones a sus problemas.

Además, gracias a tus artículos, tus clientes potenciales podrán comprobar tu experiencia y conocimientos en la materia, así como encontrar la solución a pequeños problemas que les acercan lo que realmente quieren conseguir.

Pasito a pasito estarás consiguiendo mostrar tu autoridad en tu campo de trabajo y creando confianza en la mente de tus lectores. Tendrás, por fin, una página web efectiva que te ayude a mejorar tu negocio.

Como has podido comprobar, para diseñar una página web efectiva no basta solo con entrar a un marketplace de plantillas, comprar una, instalarla y cambiarle los colores y las tipografías.

Antes de eso es necesario plantearse toda una estrategia y escoger los elementos que más se adecúen a lo que quieras conseguir de las personas que la visiten.

Y si ya tienes claro que tú también quieres tener una página web efectiva, podemos hacerla realidad juntas

¿Qué elementos son imprescindibles para ti cuando de conseguir una página web efectiva se trata?

comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para cumplir el RGPD debes confirmar que has leído y aceptas lo siguiente:
Para dejar un comentario es necesario rellenar el formulario. Te aviso de que es necesario recopilar tu nombre, tu correo electrónico y el contenido de tu comentario para poder responderte y hacer un seguimiento. Si necesitas más información, justo arriba tienes el enlace a mi Política de Privacidad, donde encontrarás toda la información sobre cómo trato tus datos.

Quizá te interese...
Ir arriba