¿Cuánto cuesta hacer una web en España? 14 elementos clave para el presupuesto

¿Te has preguntado alguna vez cuánto cuesta hacer una web? En este post encontrarás todas las claves que debes tener en cuenta para el presupuesto.
cuanto cuesta hacer una web

¿Qué vas a encontrar aquí?

Si eres una emprendedora o tienes un negocio y quieres tener presencia en Internet y abrirte al mundo online, seguro que te has preguntado en alguna ocasión cuánto cuesta hacer una web. Y seguro que también te habrás dado cuenta de que esta es una pregunta… a la que no resulta nada fácil encontrar respuesta.

 

Cada agencia, cada diseñador… te dice una cosa distinta. Te dan precios de lo más variopintos y la información que sueles encontrar en Google tampoco es que sea de mucha ayuda a la hora de aclararte y determinar cuánto cuesta hacer una página web.

 

La realidad es que no hay una respuesta única y cerrada a la pregunta de cuánto cuesta hacer una web.

 

Pero sí que puedes tener una cosa clara, y la puedes ver aquí en esta ilustración. Hace años el que era mi jefe se hizo la misma (adaptada a su departamento) y la colgó en el panel que separaba su mesa del resto de la oficina. Así, a cualquier proveedor o cliente que llegaba a reunirse con él, le quedaba muy claro lo que se podía hacer… y lo que no se podía.

Pues esto mismo pasa no solo con su área de especialidad, sino también con el diseño:

Matriz del diseño - cuanto cuesta hacer una web

 

En el mercado, a la hora de hacer una página web, vas a encontrar desde creadores gratuitos (aunque, como mínimo, la profesionalidad y la calidad de tu página se van a ver muy comprometidas) hasta proyectos de diseño que pueden llegar a costarte decenas de miles de euros.

 

Y es que hacer una página web no es solo ponerte delante del ordenador, abrir un maquetador visual y empezar a mover bloques de un sitio a otro.

 

¿Cuánto cuesta hacer una web en España?

 

Para poder hacer tu página web necesitas tener en cuenta unas consideraciones previas (puedes descargarte gratis aquí la masterclass donde te cuento cuáles no deberías dejar nunca de lado a la hora de empezar a pensar en hacer tu web) y que cualquier profesional que se precie tendrá muy presentes en tu diseño.

 

Y una vez que las tengas claras, toca pensar en cuál es el resultado que quieres conseguir a la hora de hacer una web: 

 

Así que vamos a desglosar paso a paso qué vas a necesitar y cuánto cuesta hacer una web en España: 

 

Los elementos que usas, influyen en cuánto cuesta hacer una página web

Como te decía antes, muchas veces pensamos que hacer una web es muy sencillo: ponerse delante del ordenador, escoger una plantilla molona y empezar a cambiar colores, elegir tipografías, copiar y pegar textos y mover algunos bloques.

 

Nada más lejos de la realidad. Hacer una página web requiere, además de reflexión, estrategia, creatividad y formación (¡como si fuera poco…!) algunos elementos cuyo coste debes tener previsto para que el proyecto llegue a buen puerto y tú consigas tener la página web que tu negocio se merece.

 

  • Elegir el dominio

O lo que es lo mismo, el nombre de tu web, que te va a ayudar a que las personas que quieran visitarlas puedan entrar en ella (en realidad la dirección web es una secuencia de caracteres francamente difícil de aprender, así que si solo tuviésemos esa forma de entrar en las páginas web que queremos visitar, sería todo mucho más complicado).

 

Seguramente elijas el nombre de tu negocio o tu propio nombre, si eres una marca personal, pero es importante que tengas en cuenta que sea corto, fácil de recordar y de escribir (y también de pronunciar) y, sobre todo, que cuentes con un buen proveedor, que te haga el proceso sencillo.

 

Este elemento puede costarte entre 5€ y 45€ al año (dependiendo del proveedor y del tipo de dominio que elijas). Por ejemplo, un dominio .com o .es suele costar hasta unos 15€ al año.

 

Una de las opciones más habituales es saltarse este paso y contratar el dominio a la misma vez que el hosting, aunque a veces es posible que tengas la necesidad de hacerlo por separado (por ejemplo, cuando necesitas un nombre de dominio específico para algún producto o servicio que no está alojado con tu web).

 

Así que si ese es el caso, aquí te dejo algunos proveedores que me gustan: 

 

Don Dominio

Namecheap

 

 

 

  • Elegir el hosting (entre 3€ y 300€ al mes)

Es un elemento básico y de los más importantes a la hora de hacer tu web.

 

El hosting es tu espacio, tu “trocito de máquina”. Me explico: al final una página web es una colección de archivos y esos archivos tienen que estar almacenados en alguna parte. Puede ser un disco duro físico, dentro de un ordenador muy potente llamado servidor, o puede ser un disco duro virtual, en un espacio “en la nube”. 

 

En muchas ocasiones (casi siempre cuando hablamos de pequeños negocios) ese disco duro no es solo para ti, sino que se comparte con varias empresas más que también tienen almacenadas allí sus páginas web.

 

¿Por qué hay tanta diferencia en los precios de los hosting?

Pues precisamente por esto que te estoy explicando. 

 

Hay muchos tipos de servidores: servidores compartidos (compartes el espacio con otros negocios), servidores en la nube, servidores físicos, servidores dedicados (todo el espacio del servidor está dedicado solo a lo que necesite tu empresa)… y esta variedad de posibilidades tiene costes muy diferentes.

 

Pero además hay algo que es muy importante que tengas en cuenta a la hora de hacer tu web: no todos los servidores tienen la misma calidad.

 

No es ningún secreto que cada modelo de ordenador tiene unas características diferentes, y aquí ocurre lo mismo: hay servidores más rápidos y más lentos, más y menos potentes, con componentes de mejor y peor calidad… y eso se nota en el precio de los proveedores de tu espacio.

 

Claro, que tu web esté en un servidor lento, poco potente y con componentes de poca calidad te va a costar poco en la factura del hosting, pero… te va a salir muy caro a la hora de hacer una web efectiva. Y esto es así porque necesitas que tu web sea rápida y estable. 

 

Hay más factores que determinan la estabilidad y la velocidad de una página web, pero el hosting es uno de los más importantes, y de los que más quebraderos de cabeza nos pueden dar, así que te recomiendo que aquí no escatimes y apuestes por un proveedor de confianza que te de la calidad que tu negocio necesita.

 

Para mí hay 4 proveedores de hosting con planes y precios muy atractivos, que tienen toda mi confianza, y que son los que recomiendo a mis clientas cuando empezamos el proyecto de diseño de sus páginas web: 

 

Webempresa

Siteground

Raiola

Banahosting, mi favorito y el que uso en mi propia web.

 

  • ¿Es mejor hacer una página nueva o un rediseño?

Si en este momento estás pensando en dar el salto al mundo online y hacer tu primera página web, esta pregunta tendrá poco sentido para ti (en ese caso te recomiendo que le eches un vistazo a estas 7 razones para crear tu página web).

 

Pero si ya tenías tu página web creada y estás pensando en darle un aire nuevo, hay funcionalidades que han quedado obsoletas o algunos problemas difíciles de resolver, seguramente esta decisión te esté suponiendo un pequeño dolor de cabeza.

 

Sobre todo por la posibilidad de perder todo el trabajo de posicionamiento hecho hasta el momento. 

 

Para mí hacer una web nueva cuando estás en esta tesitura suele ser una buena opción, siempre y cuando se respeten las URL originales. De lo contrario el trabajo, aunque no es imposible, se complica y encarece un poco más.

 

Por otro lado, se suele considerar que el trabajo de rediseño suele tener un coste menor que el de una página web nueva, ya que en principio la base ya estaría instalada y no habría que repetir ese trabajo, pero en muchas ocasiones esto no es así y toca empezar desde cero. 

 

  • Elegir el tipo de página web que te gustaría tener

El tipo de página web va a ser determinante en el precio de hacer una página web, y no solo por el número de páginas que pueda necesitar el proyecto, sino también por la complejidad a la hora de diseñarlas.

 

Por eso encontrarás diseñadores web con horquillas de precios muy amplias cuyas tarifas pueden empezar en unos 400€ y, a la misma vez, tener también servicios valorados en más de 3000€.

 

Según el tipo de negocio que tengas y de tus necesidades podrás hacer: 

 

  • Un micrositio, que puede ser una página one page, con una sola página, con dos, tres… en el que se condensa la información.
  • Páginas web corporativas, muy habituales en el caso de emprendedoras online y en las que encontrarás aproximadamente 5 páginas con toda la información que necesitas tanto sobre el negocio, como sobre los servicios que prestan.
  • Portfolio: este tipo de sitio web está pensado para mostrar una galería de tus trabajos, por lo tanto es el más adecuado en el caso de profesionales como fotógrafas.
  • Landing pages, páginas de aterrizaje o de ventas en las que se exponen todos los beneficios de un producto o servicio y se da la posibilidad de hacer la compra o la contratación directa. También puedes utilizarlas para conseguir suscripciones a tu newsletter.
  • Blog, o lo que es lo mismo: una página de entradas en las que compartes tus conocomientos con tus visitantes.
  • Tienda online, que puede ser compleja a la hora de diseñar por la cantidad de páginas, productos, etc que suele alojar.
  • Escuela online, una plataforma propia donde poder alojar tus cursos y entregarlos a tus alumnos.

 

  • ¿Qué tamaño va a tener el proyecto?

Y aunque seguramente te costará dimensionarlo, a la hora de calcular cuánto cuesta hacer una web es preciso que hagas una reflexión sobre este tema, ya que es uno de los factores que más va a hacer variar el precio a la hora de hacer una página web.

 

En el caso de la mayoría de las emprendedoras, el proyecto va a ser pequeño (una tienda o escuela online, una web corporativa de 5 páginas en la que se integra un blog…). Es posible que lleve alguna sección personalizada,  pero aun así, será un proyecto más sencillo y rápido de acometer. Este tipo de proyectos para hacer una web suelen tener un coste de entre unos 400€ y 3000€.

 

Sin embargo, hay empresas que necesitan proyectos web hechos totalmente a medida, no solo en cuanto al diseño de las páginas, sino también en cuanto al diseño de herramientas y funcionalidades únicas. Acometer este tipo de proyectos es muy complejo y puedes encontrar precios que oscilan entre los 5000€ y los 100.000€.

cuanto cuesta hacer una web desarrollo a medida

 

  • ¿Cómo vamos a construir la página web?

La forma de trabajar para hacer tu página web también condiciona su coste: hay varios constructores, con diversos costes, posibilidades de personalización, compatibilidad entre sistemas, grados de complejidad a la hora de hacer una página web y de gestionarla posteriormente… 

 

Escoger uno u otro va a marcar una diferencia a la hora de valorar cuánto cuesta hacer una página web

 

Por ejemplo, yo siempre utilizo Elementor, que me da la posibilidad de hacer diseños muy personalizados, tiene un coste asumible para mis clientas (49$/año), es compatible con muchísimos plugins, temas y programasy te permite gestionar tu página web de forma sencilla y amigable.

 

Por otro lado, también condiciona cuánto cuesta hacer una web el hecho de hacer un desarrollo totalmente a medida (partiendo de una página en blanco) o trabajar con plantilla.

 

En el primer caso obtendrás una página web completamente personalizada, que no se parece a ninguna otra, pero que requerirá más tiempo de desarrollo y un esfuerzo creativo mucho mayor y en el segundo se puede conseguir hacer una página web en mucho menos tiempo, pero menos personalizada (aunque esto no tiene por qué significar que tu página vaya a ser igual que las de la competencia). 

 

  • Qué tipo de imágenes se van a utilizar

Lo ideal a la hora de hacer una web es disponer de fotos profesionales, así que plantéate incluir una partida para una sesión de fotos corporativas, que suele tener un coste a partir de los 200€.

 

Si no tienes fotos profesionales, puedes conseguir algunas que te ayuden a arrancar y apoyarte en bancos de imágenes, bien sean gratuitos o bien sean de pago, aunque aquí es posible que necesites un trabajo de retoque fotográfico para que las fotos que tengas se ajusten a las procedentes de bancos y que, a su vez, todas ayuden a la identidad visual en la tarea de transmitir tu mensaje.

 

  • La importancia de los textos

Cuando quieres hacer una página web, el diseño es muy importante, pero es solo un 50% del proyecto. La otra mitad son los textos, que van a ser los que, a la postre, van a transmitir a tus visitantes el mensaje que quieres que les llegue. 

 

Lo ideal es confiar en una copywriter o una redactora profesional que cree unos textos que se adecúen perfectamente a lo que quieres conseguir con tu negocio, y a partir de ahí integrarlos en tu web adaptando el diseño a los textos y no al contrario. 

 

Al fin y al cabo, el diseño es una herramienta para resolver un problema, por lo tanto, el resto de elementos no deben depender de él, sino que él debe ayudar a integrar todos los elementos. 

 

  • ¿Desde dónde se va a acceder a tu web?

Es muy importante que sepas a qué tipo de público te diriges porque, en caso de que lo hagas a un público internacional, tu web deberá estar traducida para que puedan entender el mensaje. 

 

Muchas personas piensan que traducir una web es instalar un plugin y pulsar un botón, sin embargo, esto no es así.

 

Además del plugin y la configuración, también necesitarás que tus textos sean traducidos a los idiomas que necesites, lo que te costará entre 0,06€ y 0,20€ por palabra, dependiendo del número de idiomas, cantidad de texto, número de correcciones necesarias y la experiencia de la persona o agencia a la que encargues la traducción.

 

Una vez que tengas los textos traducidos en tu poder, habrá que implementarlos en tu web mediante el plugin elegido y, en muchas ocasiones, ir introduciendo una por una cada cadena de texto. 

 

La traducción de tu página puede costar a partir de 300€ (sin contar los textos) que se sumarán al importe de hacer una página web.

 

  • ¿Diseñadora freelance, agencia de diseño o DIY?

Esta es, quizá, una de las decisiones más difíciles de tomar y que más influyen a la hora de determinar cuánto cuesta hacer una web en España.

 

No tiene nada que ver el trabajo de una profesional freelance, de una agencia o el que tienes que hacer si quieres hacer una web tú misma.

 

Una profesional freelance estará especializada en el diseño de un tipo de servicios concretos. Eso significa que es posible que haya servicios accesorios (como la redacción de los textos, el mantenimiento web, la estrategia SEO) que no pueda ofrecerte y que tendrás que encargar a otros profesionales.

 

La ventaja es que trabajarás codo con codo con la persona que va a hacer tu web, así que tendrás una relación mucho más directa y de mucha más confianza.

 

En una agencia puedes encontrar más servicios, accesorios al diseño de tu web, como pueden ser la gestión de marketing, la estrategia SEO, etc. 

 

Algunas agencias pueden permitirse bajar mucho el precio de hacer una página web, ya que cuentan con un equipo de diseñadores que trabajan casi en serie. Eso les permite ser muy rápidos y poder trabajar con muchos clientes a la vez.

 

Sin embargo esto tiene un handicap que puede darte algún que otro dolor de cabeza: y es que cuando hay un volumen tan alto de proyectos, se acaban despersonalizando, además de que es difícil que puedas tener contacto directo con la persona encargada de hacer tu página web. Siempre habrá intermediarios de la agencia que además, es posible que en ocasiones no terminen de comprender del todo tus necesidades, porque quienes controlan de forma efectiva todo el proyecto y el diseño son los diseñadores.

 

Por último está la opción de hacer una página web tú misma. Esta opción, a priori, puede ser la más económica. Pero ya sabes: cuando tienes un negocio, no existe la inversión 0. O inviertes dinero o inviertes tiempo y conocimientos. No hay otra. 

 

Hacer una web tú misma no tiene por qué ser una locura. Pero para ello necesitas algunos elementos que te ayuden en el proceso: tiempo para invertir, obtener una formación básica que te ayude a trabajar y estar acompañada en el proceso de aprendizaje para no tirar la toalla ante las dificultades.

 

  • Incluye un sistema de suscripción

Y es que no en vano se dice que “el dinero está en la lista” (“money is in the list”). Tener un sistema desde el que tus visitantes puedan suscribirse a tu página web es un elemento que puede encarecer su coste, pero que con una buena estrategia de email marketing te puede dar muchas alegrías en forma de clientes comprometidos con tu negocio.

 

Que, al fin y al cabo, es lo que todos queremos, ¿no?

 

Para conseguir que las personas que llegan a tu web puedan suscribirse, utilizaremos un sistema de suscripción que integraremos en el diseño. Hay muchos, con muchas características diferentes, pero aquí te dejo 3 que me gustan por las posibilidades que tienen a la hora de crear embudos de ventas: 

 

Active Campaign: es una herramienta exclusivamente de pago, pero tiene todo lo que puedas desear en un sistema de email marketing. Yo la utilizo a través de su reseller Wild Audience

Sending Blue

MailerLite

 

  • Optimiza tu web para SEO

Esto es muy importante, porque necesitas que te encuentren.

En realidad, hacer una web no es suficiente para tener presencia en Internet y que empiecen a llegar clientes dispuestos a pagarte.

 

La red es muy grande y dentro somos muchos ofreciendo lo mejor que tenemos, así que quien te busca va a encontrar a muchos profesionales que puedan solucionar sus problemas.

 

Aunque nadie va a conseguir hacerlo como tú (por eso es importante trabajar en tu diferenciación), lo cierto es que tenemos que hacernos un poco “las encontradizas” en todo este maremagnum y para eso está el SEO.

 

Una buena estrategia SEO requiere tiempo, conocimientos y esfuerzos, pero lo que sí puedes conseguir al hacer una web es prepararla, optimizarla, para que cuando decidas que ha llegado el momento de abordar esa estrategia, tu página ya sea amigable, es decir, que ya tenga un trabajo base que te ayude a que esa estrategia sea efectiva.

 

¿Cuánto cuesta hacer una web con optimización SEO? Pues solo la optimización costará desde 300€ que habrá que sumar al presupuesto de diseño y a las demás herramientas.

 

Y después de lanzar tu web, deberás seguir alimentándola con contenido (en tu blog) optimizado para que las personas te encuentren y empiecen a llegar las visitas a tu página.

 

Algo parecido ocurre con las redes sociales: tendrás que trabajar una buena estrategia de contenidos para que las personas que decidan seguirte lleguen hasta tu web y, finalmente, acaben por suscribirse, de forma que puedas crear una relación con ellas que las acabe convirtiendo en clientes fieles.

 

  • La velocidad es importante

 

A la hora de hacer una página web no vale todo. Si no tenemos cuidado, podemos encontrarnos con una web preciosa, pero que tarde varios segundos en cargar el contenido.

 

Sin embargo, tus usuarios no van a esperar más de 3 segundos (a lo sumo) para decidir si se quedan o se van, y en lo que a Google se refiere, no dará visibilidad a tu página si la carga tarda más de 1,5 segundos.

 

Así que Google lo que hace es puntuar tu web, entre otras cosas (además de la facilidad para navegar y de que el usuario pueda acceder a textos, botones, imágenes y demás elementos con comodidad) por lo mucho o lo poco que tarda en cargar.

 

Existen varias herramientas con las que medimos la velocidad, como Pingdom, Google  PageSpeed Insights o GTmetrix y es muy habitual encontrarse allí imágenes como esta: 

 

gtmetrix velocidad hacer una web

 

Sin embargo, si esta es la tónica de tu web, tendrás que esforzarte mucho con buen contenido, porque Google va a evitar mostrarte para evitarle a tus visitantes la molestia de tener que estar esperando.

 

Es importante que las personas que nos encargamos de hacer una página web (las diseñadoras) tengamos esto en cuenta e implementemos herramientas que, si bien aumentan un poco el coste de la página web, te darán un gran beneficio en cuanto al rendimiento y la velocidad de la misma.

 

  • Mantenimiento

Por último, cuando calculas cuánto cuesta hacer una web es importante que tengas en cuenta que no solo es diseñar la web y ponerla “en el aire” para que todos puedan entrar

 

A menudo necesitarás actualizar componentes, revisar que todo funcione a la perfección y comprobar que tu página web sigue siendo segura para prevenir ataques que te costarán mucho tiempo y dinero.

 

Así que a la partida de cuánto cuesta hacer una página web toca sumar una partida mensual para hacer esas tareas, ya sea reservando un tiempo para formarte y realizarlas tú misma, o contratando los servicios de alguien que lo haga por ti.

 

En conclusión, hacer una web no es una tarea tan fácil como se puede presuponer en un principio. Necesitas tener en cuenta algunas consideraciones y elementos que serán los que consigan que tu proyecto llegue a buen puerto y que consigas una página web que sea efectiva para ayudar a que tu negocio siga creciendo y convierta visitantes en clientes.

 

Ahora es momento de empezar a trabajar en ella. ¿Ya tienes claro cuáles son las decisiones que vas a tomar?

 

comparte si te ha gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para cumplir el RGPD debes confirmar que has leído y aceptas lo siguiente:
Para dejar un comentario es necesario rellenar el formulario. Te aviso de que es necesario recopilar tu nombre, tu correo electrónico y el contenido de tu comentario para poder responderte y hacer un seguimiento. Si necesitas más información, justo arriba tienes el enlace a mi Política de Privacidad, donde encontrarás toda la información sobre cómo trato tus datos.

Quizá te interese...
Ir arriba