¿Qué es la identidad visual?

Cuando escuchamos “identidad visual” tendemos a pensar en un logo, unos colores, una tipografía… Sin embargo, la identidad visual es todo esto, pero también mucho más.

 

La identidad visual se define como el conjunto de elementos que posee la marca, que la hacen única y la diferencian del resto

 

Es un conjunto que funciona alineado y con coherencia allí donde se presenta, siguiendo unas normas definidas para su uso. De ahí que debas respetar esas normas en todos los canales que utilices: tus tarjetas de visita (si las usas), tus redes sociales, tu web…

 

Por eso no vale con que escojas el color que más te gusta y la tipografía esa tan mona que has visto en Canva. El proceso va mucho más allá porque cada elemento tiene que tener un sentido y un propósito definidos en cada ocasión.

Los elementos que conforman la identidad visual

Como te decía, la identidad visual no es solo un logo, o unos colores, o una tipografía, sino que hay bastantes elementos más implicados. Vamos a hacer un repaso rápido (y básico, con el tiempo te iré contando más en profundidad sobre cada uno de estos elementos):

  • El nombre de tu marca: tiene que reflejar tus valores y ser fácil de recordar.
  • Tu logotipo, isotipo, imagotipo, isologo… (¿Quieres que te cuente en qué consiste cada uno? Déjame un comentario y lo preparo): puede ser sólo gráfico, contener tu nombre, ser solo tu nombre… Pero tiene que ser fácilmente reconocible. Y si usas texto, tiene que ser legible. Y sobre todo, tiene que ser memorable. Tiene que conseguir fijarse en la mente de quien lo ve para que lo asocie con tu negocio. Pero, ¡ojo! a veces hacemos un logo que se pasa de memorable y transmite cosas que preferiríamos no transmitir… Mira los que ha arreglado este diseñador italiano
  • Paletas de color: los colores para tu negocio nunca se deben elegir al azar. Hace unos días te di unas pautas muy básicas para que puedas ir pensando en las tuyas, puedes verlo aquí. Además, recuerda utilizar el color de forma estratégica porque su uso constante no solo transmite emociones y valores, sino que te ayuda a fijar tu marca en la mente del espectador.
  • Tipografías: también te voy a hablar sobre ellas en el blog próximamente. Tienes que asegurarte de que transmitan la idea que deseas y, además, que tus textos sean fácilmente legibles… y que inviten a leerse.
  • Otros elementos gráficos: formas, encuadres y tipo de edición fotográfica… deben ir alineados también con lo que quieres transmitir sobre tu marca. ¿Te imaginas que quieras transmitir claridad y confianza, pero utilices siempre imágenes oscuras y tétricas?
  • Tono: ¿cómo tratas a tu cliente ideal? ¿Eres formal, utilizas el lenguaje coloquial, asertiva, agresiva…? Decidir tu voz va a marcar no solo tu discurso, sino también la apariencia de los elementos gráficos que utilices. La forma de comunicar de Donald Trump o Manuela Carmena también forman parte de su estrategia de marca.

Existen otros elementos que terminan de perfilar tu imagen, como el eslogan, tu web, la papelería… pero todos, en mayor o menor medida, se apoyan en estos.

 

¿Has revisado los elementos que conforman la identidad visual de tu marca? ¿Están alineados con el mensaje que quieres transmitir? ¿Qué es lo que más te cuesta a la hora de definirlos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba